Busca en Adulto Mayor Pleno.

29 de octubre de 2012

La calaverita, un verso hecho tradición mexicana.

Calavera de papel

Durante las celebraciones del Día de Muertos en México, los días 1 y 2 de Noviembre, se llevan a cabo actividades muy particulares y culturalmente coloridas. Una de ellas, es poner ofrendas para aquellos que se fueron antes que nosotros, ya que existe la creencia de que estos muertitos vienen a visitarnos estos días para degustar las viandas que les ofrendamos. También es muy común que podamos leer los muy graciosos e ingeniosos versos de las denominadas "calaveritas"

Las calaveritas son escritos en versos que relatan la vida o la historia de algún personaje público, vivo o muerto. En general, las calaveritas están dedicadas a actores, actrices, políticos, cantantes, escritores, presidentes, etc.  La singularidad que tienen es que están escritos con humor, pero además narran las peripecias que siguen estos personajes al encontrarse con la caracterización de la muerte, mejor conocida como La Calaca, La Huesuda, o La Pelona.

En muchos lugares se realizan concursos para seleccionar a las mejores "calaveritas" de la temporada, y en el caso de México, las que incluyen a los políticos son las más votadas y las más irreverentes. 

También es válido escribir "calaveritas" para familiares, amigos, compañeros de trabajo, maestros o algún conocido que forme parte de nuestro círculo y con quien tengamos una relación social.

Para continuar con esta tradición, les comparto una "calaverita" dedicada a una señora adulta mayor de la que tengo el placer de ser su nieta. 

Espero que sirva como incentivo para que también puedan escribir un verso para quién se fue de esta tierra o para los muy vivos, como mi abuela, que desean seguir recorriendo este mundo.

Otra vez Noviembre ya se avista,
y La Huesuda flaca se encuentra pasando lista.
¿Quién me falta?, ¿A quién no tengo?
Por Mamá Chole es por quien vengo.

Fácil será la tarea,
una viejita sola en la calle,
sin su familia que cerca la vea.

Chole, con prisa, a un transporte se sube,
creyendo que a la Central se dirige.
Mas al ver su error pronto el camino corrige 
sin advertir que a La Pelona le huye.

De Primera, Señora, para usted yo dispongo…
“¿12:15 la corrida?, ese boleto no compró,
al de Tercera, Señorita, yo no me opongo,
12:05 la salida, y yo a mi destino llego más pronto”

La Calaca pensándose muy capaz,
Primera, Segunda, Tercera en el andén la busca.
“Esta viejilla resultó perspicaz,
ni siquiera la he visto y de mí no se asusta”.

“Seguro será que en su casa la espere, 
que por mucho el autobús, llegará en una hora,
y esta ocasión será mejor que me esmere,
que no en balde me nombran La Segadora.”

Visitando cerritos y algún campo abonado,
recorriendo ranchitos, cuatro horas tardaron,
¡Tal fue la vuelta que el camión había dado,
que Doña Chole ni supo por dónde llegaron!

“Tarde es ya, pero de llegar a casa me abstengo,
cobrar otras rentas es la tarea que me apura,
con dinero en la bolsa es que yo me sostengo,
me da sagacidad y también un poco de holgura”

“Mi nieto hoy cumple otro año” 
orgullosa abuela dice Chonita,
quédate, Chole, que aunque hace daño,  
hoy serviremos una rica carnita.

"Claro que me quedo al jolgorio,
me encanta andar en la fiesta.
Ya saben que boda o velorio, 
yo siempre soy materia dispuesta."

¡Pero esta viejita quién se ha creido!
Hace lo que se le da la gana.
A estas alturas todo el mundo de mí se ha reido,
Creo que vendré cuando esté menos sana.

Abuelita, aquí te dejo mi humilde alabanza,
visto ya está que la muerte no te alcanza,
tú pelas los dientes, mientras ella se cansa.

Calaverita de papel

Si te gustó o te sirvió este artículo, ayúdanos a difundirlo.


Puedes estar al tanto de las nuevas publicaciones de ADULTO MAYOR PLENOsuscribiéndote por correo electrónico, además puedes seguirnos y compartir tus pensamientos a través de tus redes sociales:

No hay comentarios. :

Otros artículos que pueden ser de tu interés: