Busca en Adulto Mayor Pleno.

2 de febrero de 2011

Derechos de los pacientes enfermos en situación terminal.

Conforme se avanza en edad, más y más enfermedades pueden llegar a agobiar al adulto mayor y existe la posibilidad de que en algún momento puedan ser totalmente incapacitantes, incluso pueden orillar a una persona a convertirse en enfermo terminal.

Esto es, un paciente enfermo con algún padecimiento reconocido como irreversible, progresivo e incurable que se encuentra en estado avanzado y cuyo pronóstico de vida para el paciente es menor a 6 meses. 

Seguro que a nadie le gustaría llegar a esta situación, sin embargo es una posibilidad que no se puede negar y que para ello se debe estar preparado. En un anterior artículo titulado "Al final, yo decidí morir tranquilamente" se publicó la historia de una mujer que conociendo sus derechos como paciente terminal decidió terminar su vida de la manera que ella deseaba. Pero para ello, es necesario conocer estos derechos para solicitarlos o que para una persona en su representación lo haga por usted. 

En México, los derechos de los pacientes enfermos en situación terminal están contenidos en la Ley General de Salud y buscan salvaguardar la dignidad de estos pacientes durante el final de su vida y permitir que mantengan una calidad de vida aceptable durante este trance.

Los derechos que tienen estos pacientes en específico son los siguientes:
  1. Recibir atención médica integral.
  2. Ingresar a las instituciones de salud cuando requiera atención médica.
  3. Dejar voluntariamente la institución de salud en que esté hospitalizado, de conformidad a las disposiciones aplicables.
  4. Recibir un trato digno, respetuoso y profesional procurando preservar su calidad de vida.
  5. Recibir información clara, oportuna y suficiente sobre las condiciones y efectos de su enfermedad y los tipos de tratamientos por los cuales puede optar según la enfermedad que padezca.
  6. Dar su consentimiento informado por escrito para la aplicación o no de tratamientos, medicamentos y cuidados paliativos adecuados a su enfermedad, necesidades y calidad de vida.
  7. Solicitar al médico que le administre medicamentos que mitiguen el dolor.
  8. Renunciar, abandonar o negarse en cualquier momento a recibir o continuar el tratamiento que considere extraordinario.
  9. Optar por recibir los cuidados paliativos en un domicilio particular.
  10. Designar, a algún familiar, representante legal o a una personal de su confianza, para el caso de que, con el avance de la enfermedad, esté impedido a expresar su voluntad, lo haga en su representación.
  11. A recibir los servicios espirituales, cuando lo solicite él, su familia, representante legal o persona de su confianza.
Quizá convertirse en paciente terminal no es algo que nadie tenga planeado, mucho menos que lo desee, pero es de vital importancia saber que existen derechos que deben ser respetados en estos casos y sobre todo reflexionar si usted estuviera en esta situación  ¿Cómo le gustaría que lo trataran?

Si te gustó o te sirvió este artículo, ayúdanos a difundirlo.

Puedes estar al tanto de las nuevas publicaciones de Adulto Mayor Pleno, suscribiéndote por correo electrónico, además puedes seguirnos a través de Twitter, Facebook o por Google+

Te invito a que visites otros artículos que TAMBIÉN PUEDEN INTERESARTE:

3 comentarios :

Anónimo dijo...

Realmente me parece excelente que si el paciente ya está cansado de los tratamientos médico y de prolongar su vida a fuerza se insista en prolongarla artificialmente, en mucjhas ocasiones más parece tortura. Es mejor que llegue a su fin en forma digna y tranquila. Ya estoy en proceso de suscribir mi voluntad anticipada.

Adulto Mayor Pleno dijo...

Felicidades Anónimo. Cada quién tiene derecho a decidir que tratamiento médico recibe o no. Aunque la familia no coincida con esa decisión. La voluntad anticipada es una manera de asegurar tu deseo. Saludos y gracias por compartir.

Anónimo dijo...

Muchas gracias, este articulo ha sido de inmensa ayuda, mi esposo padece un cancer gastrico desde hace 9 meses, ya no se puede operarlo y no ha sido posible que reciba atencion medica en la casa, pero con este articulo, elevo una accion de tutela, que se, gracias a Dios, será atendida. muchas gracias.

Otros artículos que pueden ser de tu interés: