Busca en Adulto Mayor Pleno.

19 de septiembre de 2010

¿Sabe que tipo de sangre tiene?

Regale vida, Done sangre. Organización Mundial de la Salud.
Hace 60 años, con la costumbre de utilizar parteras para traer a los bebes al mundo, no era muy común que a los niños se les determinara el tipo de sangre, como actualmente se hace en los hospitales para los recién nacidos. Entonces, es muy probable que usted desconozca su tipo de sangre, una información necesaria cuando se requiere un donador voluntario de sangre.

Conocer el tipo de sangre que uno posee es tan importante como saber su nombre, domicilio y número telefónico. Es un dato primordial que tanto usted como su familia deben conocer. Sobretodo porque las enfermedades y los accidentes, por lo general, no avisan y simplemente llega el momento en que es necesario realizarle una transfusión sanguínea, ya sea de emergencia o programada. Los hospitales siempre solicitan donadores de sangre compatible con la del paciente antes de realizarle algún procedimiento quirúrgico. En el caso de un accidente es vital que de manera inmediata puedan proporcionarle la sangre que necesita sin perder tiempo en verificar cuál es su tipo sanguíneo. 

Para saber este dato, es necesario saber que proteínas (antígenos) se encuentren presentes o no en la superficie de las células de la sangre, lo cual se realiza con una prueba de laboratorio muy sencilla y en ocasiones sólo es necesario un pequeño pinchazo en el dedo.

Dependiendo de este resultado, la sangre puede dividirse en cuatro grupos sanguíneos:
  • Tipo O
  • Tipo A
  • Tipo B
  • Tipo AB
Siendo el grupo más común el tipo O y el grupo más raro el tipo AB. 

Pero además, es necesario determinar la presencia o ausencia de una proteína denominada factor Rh, la cual da lugar a dos clasificaciones:
  • Rh positivo (+).
  • Rh negativo (-).
El 80% de la población mundial posee un factor Rh positivo.
La combinación de estos 4 grupos y 2 clasificaciones dan lugar a los 8 posibles tipos de sangre que puede tener una persona. Estos son:
  • O (+)
  • A (+)
  • B (+)
  • AB (+)
  • O (-)
  • A (-)
  • B (-)
  • AB (-)
Como podrá darse cuenta, las personas que poseen algunos tipos de sangre son más abundantes que otros. Pero la situación se hace más compleja cuando se refiere a los grupos minoritarios, ya que les es complicado encontrar un donador compatible con su tipo de sangre. Por ejemplo, el tipo de sangre más común es el O (+) y el más difícil de encontrar es el AB (-).

Es por eso que de manera preventiva usted conozca su tipo de sangre, así cómo los familiares o amigos con los que comparte esta clasificación, de tal manera que en caso necesario sepa de manera oportuna e inmediata a quien puede recurrir para solicitarle que sea su donador. Recuerde que donar sangre es un regalo de vida.

Te invito a que compartas este artículo:



Puedes estar al tanto de las nuevas publicaciones de ADULTO MAYOR PLENOsuscribiéndote por correo electrónico, además puedes seguirnos y compartir tus pensamientos a través de tus redes sociales:

No hay comentarios. :

Otros artículos que pueden ser de tu interés: