Busca en Adulto Mayor Pleno.

12 de febrero de 2013

México evidenció la salud de Benedicto XVI, causa de su retiro.

Benedicto XVI, en la Audiencia General del 6 de febrero del 2013, saludando a la comunidad latinoamericana.
Benedicto XVI dió a conocer su decisión de retiro como Jerarca de la Iglesia Católica. Aunque varios analistas alegan razones políticas para la renuncia de Benedicto XVI, es justo decir que, como muchos adultos mayores, tiene una situación de salud disminuida, la cual quedó evidenciada en su visita a México hace menos de un año. 

El Papa alemán, Joseph Ratzinger, es un adulto mayor que supera los 85 años de edad y junto con su trabajo de liderar a una de las religiones con más adeptos en el mundo, también tiene que preocuparse por mantener controlada la diabetes que padece, superar los dolores provocados por la artritis y estar vigilando su presión arterial para cuidar su sistema cardiovascular. Estas eran situaciones médicas que no eran totalmente del conocimiento público.

A pesar de estas enfermedades y después de reiteradas invitaciones por parte de la Iglesia Católica mexicana, en marzo de 2012, el Papa Benedicto XVI visitó México, no sin antes condicionar su viaje con diversas restricciones y cuidados médicos. Por ejemplo, el recorrido de la visita no podía incluir a ninguna ciudad con una altitud geográfica elevada como la Ciudad de México (2,240 msnm en su punto más bajo).

Benedicto XVI saludando a los asistentes en Silao.
Por lo anterior, se seleccionaron a las ciudades de Guanajuato, León y Silao en el estado de Guanajuato para realizar la visita. Además, las jornadas de actividades de Su Santidad no podían ser muy largas para evitar la insolación y otros perjuicios a la salud que ocasionan las altas temperaturas ambientales de la región. Todo esto ya era un indicativo de las dificultades físicas que tenía Joseph Ratzinger para llevar a cabo sus compromisos como Papa.

Sin embargo, gente allegada a él reconoce su gran lucidez mental y su elevado nivel intelectual. Quizá la presencia, todavía inalterada, de estas capacidades le ayudaron a tomar la decisión de dejar el poder que involucra ser la cabeza de la Iglesia Católica y admitir la necesidad de llevar a cabo un envejecimiento saludable alejado de la interminable dirección de la feligresía católica y de las responsabilidades y compromisos que esta representa. 

En su discurso anunciando su retiro, el Papa admite que para realizar su labor es necesario el vigor tanto del cuerpo como del espíritu y reconoce que el vigor del cuerpo está disminuido en su persona.

Es probable que existan muchos cuestionamientos de diversa índole alrededor de la labor de Benedicto XVI dentro de la Iglesia Católica, pero sin duda alguna, Joseph Ratzinger es un adulto mayor ejerciendo su derecho a retirarse de su trabajo por decisión propia para buscar envejecer de forma digna. Usted, ¿qué opina?

Si te gustó o te sirvió este artículo, ayúdanos a difundirlo.


Puedes estar al tanto de las nuevas publicaciones de ADULTO MAYOR PLENOsuscribiéndote por correo electrónico, además puedes seguirnos y compartir tus pensamientos a través de tus redes sociales:

No hay comentarios. :

Otros artículos que pueden ser de tu interés: